martes, 10 de abril de 2018

Comida anual y celebración del 20 Aniversario del Colectivo




Si, ya son 20 años los transcurridos desde aquella comida fundacional del año 1998. Casi sin darnos cuenta, sumando sumando llegamos a este 2018 con  la ilusión de poder reunirnos mucho tiempo mas, bucando la manera de hacer tangibles algunos recuerdos de los años vividos en el barrio, salvando obstáculos, disfrutando de la presencia de tantos compañeros y lamentando la ausencia de quienes nos han dejado demasiado pronto. Un recuerdo para esos Nenos y Nenes que seguramente celebrarán con nosotros desde allá, desde el otro lado, desde las estrellas. 

El invierno ha quedado atrás y la primavera benévola querrá pintar de colores y perfumes ese último sábado de mayo día 26 en el que celebraremos nuestra comida anual, y en esta ocasión, la fiesta de aniversario. Como todos los años, nos reuniremos en el lugar de costumbre con el programa que se adjunta y que ya ha sido distribuido por los establecimientos y lugares de costumbre del barrio. Para esta ocasión, retornaremos al valle del Turón y lo celebraremos en CASA NANDO  en Urbiés donde otros años ya vivimos gratas experiencias.


Se pone en conocimiento de los “GUAJES”, que en la sucursal de Liber-Bank del barrio ya se puede hacer la reserva según las indicaciones que se reflejan en el programa.


Se hace hincapié en la imperiosa necesidad de hacer la reserva como muy tarde el 18 de mayo; pasado el plazo, NO SE GARANTIZA la participación.

Gracias por la colaboración.

Nos vemos el día 26 dispuestos a pasar un buen día de Encuentro y Aniversario.

 



miércoles, 13 de diciembre de 2017

Celebración anual de las huérfanas de la Minería.



En nuestro libro del barrio hablamos de la formación de los hijos del barrio donde damos cuenta de las opciones oficiales y de mecenazgo de las grandes empresas locales. Hay un hecho que no se contempló y que se refiere a la formación en otro centro, el  Colegio Santa Bárbara de Soto del Barco, de las huérfanas de la Minería entre las que se encontraban un número apreciable de vecinas del barrio.

Año tras año, desde hace muchos ya, aquellas alumnas se reúnen para darse la sana satisfacción de rememorar tiempos y rescatar vivencias. Una de aquellas alumnas, Alicia Fernández Lorenzo nos ofrece estos párrafos de la celebración de este año que gustosamente colgamos en nuestro blog. Dicen así:

Las ex alumnas del antiguo colegio Santa Bárbara, situado en el Palacio de la Magdalena de Soto del Barco hasta su cierre hace 25 años, se reunieron el  domingo 26 de noviembre para recordar su paso por el Centro que sirvió de acogida, refugio y escuela a las huérfanas de los mineros de los años cincuenta. El centro de enseñanza abrió sus puertas gracias al Subsidio de la Minería. 

“Por esa época, años 40 y 50, en la Cuencas la cosa estaba muy mal, había muchas carencias. Nos formamos como Secretarias primero y en el programa de Formación Profesional de Administrativo que se instauró años después”,  resume Estrella Pérez. “Gracias a esta educación las hijas de los mineros asturianos fallecidos pudieron aspirar a una formación laboral lejos del carbón. Tras el paso por el Colegio de Soto, muchas acabamos trabajando en empresas del negocio de la siderurgia, sobre todo en Ensidesa. Aquellos años de acogida y formación en el Colegio abriéndonos las puertas de un futuro impensable en esos años, nos hizo entablar un vínculo muy  especial con el concejo”, asegura. “En nuestro colegio de Soto del Barco no había clases sociales, tenía el mismo trato una niña huérfana y pobre que otra de buena familia. El mejor recuerdo de las alumnas fue la llegada de las Monjas Javerianas de la Orden de San Francisco Javier, en 1950 y se hicieron cargo del Colegio hasta 1992. “Fueron maravillosas con nosotras y siempre vestían normal, de calle” apunta la ex colegiala.“Este año la reunión fue multitudinaria, fuimos más de 200 personas. Cada año, lejos de desaparecer, esta convocatoria se refuerza, asegura Estrella Pérez  una de las antiguas alumnas. Mercedes Gou e Isabel Fernández, Directora y Subdirectora del antiguo Centro, viajan cada año desde su actual sede religiosa en Barcelona, solo para abrazar a las antiguas alumnas. La reunión-celebración empezó con una misa en la Iglesia parroquial del pueblo y  terminó en el Hotel Palacio de la Magdalena con una comida y posterior “gran guateque” según las participantes.

Se acompañan algunas fotos del acto.